Menor de edad solicitada por restitución en Argentina, se quedará en Colombia

IBAGUÉ. Luego de casi cinco meses de batalla jurídica y mucha oración desde que la Sala Civil - Familia del Tribunal Superior de Ibagué ordenara la restitución internacional de la hija de Ivette Johana Nieto Suárez, la justicia dio un giro que, para fortuna de madre e hija, fue favorable en esta ocasión.

A principios de julio de este año, la Corte Suprema ordenó al Tribunal que dentro de los 10 días siguientes dictara una nueva sentencia de segundo grado (Leer: Corte Suprema tumbó fallo de restitución internacional para hija de Ivette Nieto).
Este martes 25 de julio, tras acatar la orden de la Corte, la Sala Civil - Familia del Tribunal Superior, luego de revisar y tener en cuenta las pruebas de violencia intrafamiliar y análisis (Leer: Desde Ibagué, mujer víctima de violencia intrafamiliar en Argentina lucha para que no la separen de su hija), se ratificó el fallo del Juzgado Cuarto de Familia emanado en septiembre de 2016, y que ordenaba que la hija de Nieto Suárez se tenía que quedar en Colombia con su progenitora, y dejaba sin efecto la solicitud de restitución internacional interpuesta por el padre de la menor de edad.

"Se falló en derecho"

SIN EDITAR se comunicó vía telefónica con Ivette Johana Nieto Suárez, quien manifestó estar "feliz porque se falló en derecho. Gracias a Dios el Tribunal Superior tomó en cuenta las pruebas, los análisis psicológicos, las pruebas de violencia intrafamiliar, y estas llevaron a ratificar el fallo del Juzgado Cuarto de Familia que fue el que dijo que la niña se quedaba en Colombia conmigo", afirmó.

Y añadió que desde que se ordenó la restitución en marzo de este año, hubo días llenos de mucha angustia, pero que la fe le abrió puertas y le dio la luz que necesitaba para encontrar el camino que la llevó a luchar por su hija (Leer: "Valentina se queda en Colombia": Madre de niña sigue en la lucha para evitar restitución)

"Dios siempre ha estado conmigo, ha prevalecido. Me abrió las puertas y me puso en el corazón de cada persona para que me ayudara, em orientara y me apoyara. Fue mucha la gente que me colaboró, me respaldó e hizo posiblle esto. Fueron días de mucha angustia, de llorar, de inclinarme ante Dios y pedirle misericordia y que tomara el control porque muchas veces uno puede ver todo oscuro, pero él está ahí con nosotros, así no lo sintamos", expresó.
De otra parte, agradeció a personalidades de la política, del sector gubernamental, colectivos sociales y entidades, compañeros de trabajo y familia entre otras por haberla apoyado: "Les quiero dar infinitas gracias porque sé que sus oraciones fueron escuchadas", concluyó.

 

"Lucha constante": Abogada

Carolina Calderón, abogada de Ivette Joana Nieto Suárez, indicó que el proceso fue una lucha jurídica constante, ya que desde que el padre de la pequeña, un abogado de nacionalidad argentina, apeló la sentencia inicial emanada por el Juzgado Cuarto de Familia y el cambio de decisión por el Tribunal Superior de Ibagué, "nos tocó presentar recursos de casación, de queja, de revisión y presentamos una acción de tutela ante la Corte Suprema de Justicia para que el Tribunal evaluara las pruebas que se habían aportado en el fallo de primera instancia", explicó.
Y recordó que tras la orden de la Corte Suprema de Justicia, se tuvieron que analizar nuevamente los dictámenes jurídicos y estudiar temas como el arraigo familiar, los derechos de la menor de edad y las denuncias por violencia intrafamiliar:

"Al verificar todas estas condiciones el Tribunal emite sentencia en la que nos confirma el fallo emitido por el Juzgado Cuarto de Familia en septiembre de 2016 donde ordena la no restitución de la niña. En este orden de ideas, con el resuelve de hoy, la niña no se va para Argentina aún. Estamos conformes y contentos con la decisión jurídica tomada el día de hoy. Obviamente la contraparte interpuso el recurso de casación y tiene 15 días para sustentarlo jurídicamente. Entraría el Tribunal a revisar si el proceso es susceptible a este recurso", concluyó.