La bancada tolimense, lista pa’ la foto

César Leonardo Picón Arciniegas*
La semana pasada salió por redes sociales una foto muy particular, casi todos los congresistas tolimenses posaron juntos luego de una sesión en la que defendieron la continuación del proyecto vial que deberá conducir desde Cambao hasta Manizales, pasando por las poblaciones de Armero, Líbano y Murillo. 

Esta vía 4G, fundamental para mejorar la competitividad del norte del Tolima, atraviesa por situaciones críticas de licenciamiento que actualmente tienen en vilo su ejecución.

Si bien la unidad no es precisamente la característica prominente dentro de la clase política de este Departamento, vale resaltar que en esta oportunidad nuestros Representantes y Senadores han emprendido una lucha para que este megaproyecto no vaya a quedarse en el limbo.

Como éste deberían ser muchos los motivos para llamar la unidad de nuestros “Padres de la Patria”. Aunque todos ejercen una ardua labor y seguramente hacen el mejor uso de los cupos indicativos para beneficiar con inversiones a las poblaciones más necesitadas, hasta ahora no hay un solo proyecto que se pueda mostrar como un logro colectivo de la bancada tolimense en el Congreso de la República.

Ibagué, como capital del Tolima y principal dinamizadora de la economía regional, necesita de una mano del Gobierno Nacional, una mano que hasta ahora ha sido poco visible. Proyectos como el Sistema Estratégico de Transporte Público, la construcción de una central de abastos y de una plataforma logística que aproveche la ubicación estratégica de la ciudad, la conservación de ecosistemas valiosos para la provisión del recurso hídrico y otros servicios ambientales –Bosques de Paz-, la construcción del acueducto complementario y las plantas de tratamiento de aguas residuales que la ciudad necesita, entre muchos otros, requieren de altas inversiones que, con un liderazgo fuerte de nuestros congresistas, podrían llegar a ser objeto de cofinanciación por parte del Gobierno central.

Hablando de región, también se necesita destrabar la construcción del distrito de riego “Triangulo del sur del Tolima”, asegurar las inversiones contempladas en el Contrato Plan del Sur, retomar el Contrato Plan del Norte y viabilizar el Contrato Paz del Centro del Tolima que ya fue presentado por la naciente Asociación de Municipios. Por supuesto, se debe asegurar que la vía Cambao-Manizales se convierta en realidad.

En siete meses estaremos eligiendo nuevamente nuestros representantes al Congreso de la República, que bueno sería que los tolimenses apoyen a sus coterráneos y logremos que este departamento engrose su cuota de participación en el Senado; no es bueno dejar la representación política en manos de quienes no adolecen los problemas de la gente de esta tierra y que después de ser elegidos solo se vuelven a ver por televisión. Hay que aprovechar, además, que a partir del próximo año y gracias a los acuerdos de paz, el Tolima tendrá un séptimo Representante a la Cámara, condición que debería reforzar el poder de gestión de nuestros legisladores, en caso que decidan trabajar de manera unificada.

Elegirlos da el derecho de exigirles. Ellos deben saber que, aunque se les reconoce el trabajo individual que han venido ejerciendo, tienen la enorme responsabilidad de ponerse de acuerdo para gestionar ante el Gobierno las grandes inversiones que necesitan los proyectos estratégicos de su patria chica.*Secretario de Desarrollo Rural y Medio Ambiente de la Alcaldía de Ibagué.

NOTA: Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no reflejan, identifican o relacionan a SIN EDITAR frente a los temas expuestos.