Gerente del Ibal asegura que acueducto complementario "es una realidad"

IBAGUÉ. José Alberto Girón Rojas, gerente de la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, expuso ante el Concejo Municipal los antecedentes y el futuro del polémico acueducto complementario para la capital tolimense.

“El acueducto complementario es la solución a corto y mediano para el problema del agua del Municipio, una solución a 30 años, pero no es la solución definitiva, por eso Ibagué debe planear una ciudad sostenible.” Enfatizó el gerente.

Sobre las obras necesarias para lograr una solución definitiva, Girón explicó “se deberá pensar en un embalse con capacidad para más de un millón de metros cúbicos, en el punto conocido como San Romualdo a la altura del Río Totare,  así como un túnel de más de dos kilómetros de longitud, pasar la cordillera y llegar a la parte alta de Ibagué”.

Se puede tomar como ejemplo la ciudad de Bucaramanga cuyo embalse permite tener una estabilidad de suministro por cincuenta años, y de crecimiento de hasta dos punto cinco millones de habitantes, un embalse de estas características no sólo brindaría agua, si no energía y turismo para Ibagué.

El funcionario invitó a los concejales y a la ciudadanía a soñar con un futuro, con una ciudad moderna, diferente y esa es la apuesta de  incluir a Ibagué como una ciudad sostenible con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y con esos recursos se podrán tener bulevares verdes, el río Combeima  y la quebrada Cay recuperados y con un sistema de acueducto funcionando.