Cortolima lucha contra el tráfico de fauna silvestre

IBAGUÉ. A diario se ven amenazadas siete especies de fauna silvestre en el Tolima. Se trata del oso de anteojos, el puma león, el ñeque, la zarigüeya, la boruga, el águila cuaresmera y serpientes, así como el tití gris, la ostra de agua dulece y el loro orejiamarillo.

Esta fauna silvestre es objeto de comercialización ilegal, por lo que la Corporación Autónoma, a corte del 31 de enero, ha logrado el decomiso de 57 aves, 10 mamíferos, 40 reptiles, 48 invertebrados, para un total de 155 animales silvestres. Estas acciones se han logrado con el apoyo de la Policía Ambiental.

Además del rescate de la fauna silvestre, Cortolima adelanta planes de manejo para este tipo de especies en el Departamento. Actualmente se cuenta con 10 de estas iniciativas con pericos cadilleros, el tití gris, la danta de páramo, ostra de agua dulce, puma, perico paramuno, tucán pechigrís, cotorra montañera, el tucán piquinegro y la gagua loba.

Durante el Plan de Acción 202-2015 se concluyó el estudio sobre la salud del tití gris en Mariquita, al igual que el estudio de conflicto de oso de anteojos - puma - comunidad en Anzoátegui, Casabianca, Chaparral, Ibagué, Murillo, Planadas, Rioblanco, Roncesvalles, Rovira, San Antonio, Santa Isabel, Villahermosa, Villarrica, Herveo, Dolores y Cunday, con el objetivo de sensibilizar y comprometer a la comunidad hacia la preservación de estas especies.

De otra parte, la entidad ambiental ha liderado con éxito tres jornadas voluntarias de entrega de fauna silvestre, actividades que contaron con el apoyo de la Alcaldía de Ibagué y otras entidades que brindan servicios de desparasitación y vacunación a las mascotas. Durante estas jornadas se recuperaron 73 especies de fauna silvestre que iniciaron su proceso para volver a la libertad.

¿Qué hacer si encuentra un animal silvestre?

*Evite atraparlo, importunarlo o agredirlo, porque puede atacar al sentirse amenazado.

*No le suministre ningún tipo de alimento casero.

*No cazarlo, ni matarlo.

*Comuníquese con la Policía Ambiental mediante la Línea 123 para su recuperación adecuada y entrega a Cortolima.

También tenga en cuenta que en Colombia la caza y porte de fauna silvestre está contemplado como delito ambiental que puede tener consecuencias administrativas y penales, desde económicas hasta carcelarias.