Policía tolimense, víctima de francotirador en el Cauca

EL ESPINAL. Hugo Efrén Pacheco Martínez, patrullero de la Policía Nacional adscrito al Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad (también conocido como Unadi), fue asesinado de un disparo en el pecho tras el ataque de un francotirador durante una revuelta indígena en Caloto, Cauca.

El uniformado nacido en El Espinal, Tolima, fue alcanzado por el proyectil sobre las 6:00 de la tarde del pasado jueves 24 de marzo, cuando evitaba junto con su grupo esepcial la invasión de un predio a las afueras del municipio. De inmediato fue atendido en un centro asistencial y de allí remitido a la Clínica Valle de Lili en Cali, donde falleció dos horas más tarde.

En el hecho, cinco uniformados más resultaron heridos por objetos contundentes y esquirlas de artefactos explosivos artesanales conocidos como 'papas bomba'. Según reporte de la Policía, con estos son 89 los ataques bajo las mismas circunstancias contra integrantes del Esmad en los últimos dos años.

Pacheco Martínez, de 32 años de edad, llevaba 11 de ellos en la Institución. A lo largo de su carrera recibió 25 felicitaciones y ocho condecoraciones, gracias a que se destacó especialmente por ser disciplinado y apegado al cumplimiento de su labor, así como al respeto de los Derechos Humanos.

"La Policía Nacional condena este acto criminal y reitera su compromiso por respetar el legítimo derecho a la protesta pacífica, pero también es categórica en señalar que seguirá haciendo uso de la fuerza legítima del Estado para contrarrestar hechos como los que ayer cobraron la vida de un ejemplar policía de la Patria", aseguró la Institución mediante un comunicado.