Policía tolimense cayó en 'Plan Pistola' del Clan Úsuga

IBAGUÉ. El llamado 'Plan Pistola' ejecutado por la organización narcoparamilitar del Clan Úsuga, cobró la vida de dos policías en Puerto Berrío, Antioquia. El hecho enluta a una familia en la capital tolimense.

Las víctimas fueron el patrullero Jefferson Vargas Ariza (derecha en la imagen), y el Subintendente Henry Mauricio Ochoa Nieto  (izquierda), padre de dos niñas y residía en el barrio Jordán novena etapa de Ibagué.

Las acciones delictivas corresponden al denominado paro armado organizado por la banda criminal dedicada al narcotráfico, las extorsiones, la minería ilegal y los asesinatos selectivos entre otras actividades delincuenciales. Su accionar delictivo cubre 19 departamentos de Colombia.

En las últimas horas la organización criminal asesinó a cuatro integrantes de la Fuerza Pública, y cuatro policías más resultaron heridos en el municipio de Buriticá.

Hace pocos días las Fuerzas militares manifestaron su preocupación por la circulación de volantes en los que la organización delictiva ofrecía recompensas de hasta dos millones de pesos por policía asesinado, como lo hiciera en su tiempo el narcotraficante y máxima cabeza criminal del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria.