“Obramos en derecho”

CAJAMARCA. Tras el fallo del Tribunal Administrativo del Quindío que descartó una consulta popular minera en el municipio de Pijao, en el Concejo de Cajamarca se respira tranquilidad.

Es de recordar que en febrero de este año se llevó a debate de la Corporación la votación sobre si se debía realizar o no una consulta popular sobre minería en el municipio tolimense, donde 10 de 11 concejales negaron la posibilidad al declarar que no era de su competencia este tipo de procesos.

 

Ángel Bejarano, concejal de Cajamarca, afirmó: “Nos estamos dando cuenta a través de los fallos administrativos en diferentes departamentos que los concejos municipales no tienen esa autonomía para tomar este tipo de decisiones. Estamos tranquilos porque obramos en derecho y constitucionalidad”, precisó.

Y agregó que por ello lo que se hizo fue elevar dicha petición al Presidente de la República, Juan Manuel Santos, quien es el competente de acuerdo al orden constitucional y los conceptos que recibieron los cabildantes por parte de los diferentes entes. “En diciembre fuimos convocados a Bogotá por la Viceprocuraduría General de la Nación, donde nos hicieron algunas consideraciones con respecto al tipo de facultades que teníamos. Podemos convocar a consultas, pero en temas de orden regional”, comentó Bejarano.

El caso Piedras

Expertos constitucionalistas consultados por SIN EDITAR, aseguraron que con decisiones como la del Tribunal Administrativo del Quindío, los concejales de Piedras y su alcalde se encuentran en serios aprietos, pues su decisión de convocar una consulta pasó por encima de las normas jurídicas, máxime que la pregunta fue similar a la presentada en el Quindío, donde no fue aprobada.

 

Es de recordar que por esta actuación a los concejales del municipio y el mismo alcalde se les abrió un proceso en la Procuraduría General de la Nación por una presunta violación a la ley.