No todo fue color de rosa - Desfile Nacional

IBAGUÉ. Aunque la fiesta, la alegría y el folclor se tomaron las principales vías de la capital tolimense, el desorden, la falta de educación ciudadana, la inseguridad y uno que otro 'chasco' se evidenciaron durante el Desfile de San Pedro.

 

Uno de los taxis que acompañaba a las comparsas se varó en pleno desfile:

 

La Reina del Quindío, que abordó su carroza casi a la mitad del recorrido:

 

La insoportable espuma, que pese a estar prohibida opacó la fiesta en algunos puntos y le hicieron pasar un mal rato a las comparsas:

 

El 'festival del cosquilleo' que se armó a medida que iba terminando el desfile. La Policía estuvo 'en la jugada' requisando a cuanta persona veía sospechosa:

 

Los niños trabajando. Otro de los 'lunares' del desfile, pese al esfuerzo de las autoridades por evitar esta situación:

 

Los que se treparon en las vallas. Aparte de quitarle visibilidad a los demás, corrían riesgo de sufrir una caída:

 

...Y hablando de riesgos: ¿Qué tal los que armaron palco en los árboles?

 

Lamentable lo sucedido con las plantas decorativas de los separadores de la carrera Quinta, que fueron pisoteadas por la falta de cultura ciudadana y sentido de pertenencia. Algo que ya se volvió un problema de cada año (foto: Ibagué Denuncias y Eventos):