Confirmado: ChocQuibTown abrirá Juegos Nacionales en Ibagué

IBAGUÉ. Luego de que Santiago Cruz, el artista local de reconocimiento nacional se negara a participar en la inauguración de los Juegos Nacionales, la Alcaldía de Ibagué logró contactar a la agrupación ChocQuibTown para el acto de ceremonia de apertura de las justas en Ibagué.

El alcalde de la capital tolimense, Luis Hernando Ramírez Rodríguez, confirmó a SIN EDITAR que "teniendo en cuenta que ChocQuibTown es una de las mejores agrupaciones en este momento, y tiene una feliz coincidencia y es que es del Chocó. El Chocó y el Tolima van a hacer los Juegos Nacionales. Acudimos a ellos y con gusto y cariño van a venir a Ibagué", dijo.

El acto se realizará este sábado 7 de noviembre a partir de las 5:30 de la tarde, y aunque la entrada es gratuita, se ingresará sólo con boletas, que tanto la Alcaldía de Ibagué como la Gobernación del Tolima se ha encargado de repartir entre comunidades, gremios y demás sectores: "Esperamos conseguir la presencia de por lo menos 20 mil espectadores para que vayan con una actitud positiva, predispuestos a estar alegres y felices con los Juegos Nacionales", puntualizó el mandatario local.

¿Quiénes son Chocquibtown?

Goyo, Tostao y Slow Mike conforman el trío chocoano que desde principios del 2000 empezó a caracterizarse por un estilo único que combina sonidos del género urbano con música electrónica, así como aires autóctonos del Pacífico y el Caribe Colombiano.

En el 2004 lograron despegar fuertemente su carrera al ganar el festival Hip Hop al Parque en Bogotá, y un reconocimiento especial en el Festival Petronio Álvarez en el 2006 como referente del futuro de la música del Litoral Pacífico Colombiano.

En el 2008 alcanzaron reconocimiento internacional y desde entonces han realizado presentaciones en distintos escenarios del mundo. Dentro de su trayectoria artística, han sido ganadores de los Premios Shock, Premios Nuestra Tierra Movistar y nominados a los Grammy Latino.

Su más reciente trabajo titulado 'El Mismo' cuenta con un sonido más exploratorio en el que aparecen influencias entre lo autóctono y hasta el rock, con un contenido social y más personal al tocar temas como el amor y la vida misma.